En la mayoría de los ámbitos en los que se usa la palabra diseño, se refiere a que éste debe ser tan funcional, como estético. Pero en el mundo del grafismo este criterio se disuelve, mezcla, es más complicado de apreciar. Algunos pueden decir que un diseño es funcional en la medida que se adecua el tono de comunicación al publico objetivo, pero siguen siendo criterios estéticos y por lo tanto vulnerables a opiniones. Por lo que el aspecto funcional en el diseño gráfico es claramente más difícil de concretar. Para mí el aspecto funcional del diseño gráfico radica en conseguir un cambio en la percepción de quien lo recibe, cumpliendo así la función para la que ha nacido. El diseño que no toca y modifica a quién está expuesto a él no funciona.

En la mayoría de los ámbitos en los que se usa la palabra diseño, se refiere a que éste debe ser tan funcional, como estético. Pero en el mundo del grafismo este criterio se disuelve, mezcla, es más complicado de apreciar. Algunos pueden decir que un diseño es funcional en la medida que se adecua el tono de comunicación al publico objetivo, pero siguen siendo criterios estéticos y por lo tanto vulnerables a opiniones. Por lo que el aspecto funcional en el diseño gráfico es claramente más difícil de concretar. Para mí el aspecto funcional del diseño gráfico radica en conseguir un cambio en la percepción de quien lo recibe, cumpliendo así la función para la que ha nacido. El diseño que no toca y modifica a quién está expuesto a él no funciona.